viernes, 6 de abril de 2012

THE GIRL WHO PLAYED WITH FIRE - Stieg Larsson


Título Original: Flickan som lekte med elden
Traducción: Reg Keeland
Autor: Stieg Larsson
Editorial: Vintage 
ISBN: 978-0-307-94950-9
Páginas: 724
Precio: US$ 7.59 
Lugar de Compra: Target en Houston, Texas

Después de haber leído La Chica del Dragon Tatuado y haberme gustado tanto estaba decidida a leer los otros dos libros restantes de una vez por todas. Viajé a mediados de marzo a la ciudad de Houston, Texas y ya llevaba pensado comprar los libros porque como bien lo mencioné en mi post del libro anterior estoy leyendo estos libros en inglés porque descubrí que los libros en inglés son más económicos y en un país como Estados Unidos aun son más baratos. El equivalente de su precio es de Q. 60.00 aproximadamente. 

Pasando de los términos monetarios, enfoquémonos en la nueva historia que nos ha traído Stieg Larsson: Lisbeth ahora poseedora de una buena fortuna no necesita trabajar, al menos no necesita trabajar para hacer dinero como todos lo hacemos. Me sorprendió mucho saber que se había hecho una operación en el busto para incrementar su tamaño, en el primer libro estableció que no estaba muy contenta con su pecho casi plano pero no pensé que fuera a hacerlo. También vemos que Lisbeth se ha interesado por las matemáticas y ahora pasa buena parte de su tiempo entendiendo sobre ecuaciones (que en lo personal fue como que fuera en chino pues las matemáticas no son lo mío). Después de su cirugía decide irse de vacaciones y en su viaje visita las islas del caribe de América. En Granada, Lisbeth se da cuenta de que algo no está bien con la pareja al lado de su habitación y sin entrar en detalles una vez más Lisbeth salva la vida de una pobre mujer que estaba por ser atacada en medio de un huracán en esa isla. De vuelta a Suecia, Lisbeth se vuelve a encontrar con Mimmi Wu, una lesbiana de la que se habla muy poco en el primer libro pero que Lisbeth aprecia y decide brindarle su nuevo apartamento para vivir totalmente gratis ya que ahora Lisbeth tiene un nuevo apartamento de lujo del que nadie sabe. Mientras tanto Mikael Blomkvist está trabajando en un nuevo caso con un nuevo periodista llamado Dag Svensson, se trata del tráfico de mujeres y así como el asunto de Wennerström pretenden publicar todo lo sucio del asunto y también un libro con todos los detalles. Dag Svensson ha pasado cuatro años trabajando en ese caso junto a su novia Mia Johansson quien está por sacar su doctorado y su tésis se trata precisamente de ese feo asunto del tráfico de mujeres. Nils Bjurman, el asqueroso abogado guardian de Lisbeth que la viola en el libro anterior, muestra en esta ocasión su odio y su desprecio a Lisbeth y está empeñado en buscar venganza por la humillación que le hizo pasar. Bjurman pretende algo que no se ve muy claro pero se contacta con dos tipos como de los de la WWF (un programa de luchas libres) para que se encarguen de Lisbeth. Tratan de atacarla pero como ella siempre está alerta logra salir del asunto y Mikael está viendo todo por casualidad y aunque trató de ayudarla no pudo hacer mucho, esperó por ella pero nunca llegó y después de media hora se fue. Mikael no ha visto a Lisbeth desde el asunto de Wennerström y para los que saben el final del primer libro (no planeo arruinarlo) Lisbeth ha decidido no volver a hablar con Mikael. Sin mayores precedentes Lisbeth llega con Dag y Mia para preguntarles por su investigación y por el hombre responsable de todo llamado Alexander Zala, después de eso Mikael llega al apartamento y encuentra a Mia y a Dag muertos de un solo tiro y de una manera violenta pues el arma es de balas expansivas y no había nada más qué hacer por ellos. 

Así empieza esta historia y en la cual se centra en su mayoría en Lisbeth la leemos muy poco pues ella permanece escondida y es Mikael quien va buscando todo para resolver el caso pues él está completamente seguro de su inocencia. Creo que como Mikael cualquier lector se pone a favor de Lisbeth y logramos sentir la frustracion de Mikael de ser de los pocos que creen en su inocencia pues Lisbeth solo cuenta con amigos como Blomkvist, Miriam Wu, Dragan Armansky, Palmgreen y Paolo Roberto (un nuevo personaje que aparece en este libro como amigo de Lisbeth). En la parte de Palmgreen, me sorprendió que a nadie se le haya ocurrido ir a preguntarle a él personalmente por su opinión sobre Lisbeth. Mikael lo hace ya bien entrada en la historia pero la policía nunca y me pareció una parte obvia. No pretendo decir que es un error del autor, solo que como lectores inmersos en la lectura creo que es fácil de deducir. 

Es un libro mucho más complicado que el primero pero también provoca mucho más sentimiento de preocupación hacia Lisbeth quien en todo momento manifiesta una personalidad sin miedo, fría y calculadora pero muy valiente ante las adversidad. Logramos conocerla mejor en esta parte de la historia, entendemos porqué es como es y porqué es tan reservada. Ha tenido una niñez muy difícil y personas como Blomkvist lo comprende. 

Una vez más Stieg Larsson nos deja querer saber más con esta historia tan larga pero que ni se siente. Es la primera vez que tengo un libro que no es de su editorial original lamento no haber comprado una versión más grande o una pasta dura porque me dolía la mano de detener el libro porque llegaba a leer hasta tres horas sin detenerme. 

Puntuación de 1 a 5:        5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada